Artesanos de diferentes zonas de Galicia elaboran de forma manual los distintos modelos de bolsos DLC. El nogal, castaño, fresno o abeto que compone cada diseño procede de bosques con crecimiento controlado de la geografía gallega. Aunque la madera sea un material noble y robusto, el peso de cada bolso es de tan solo 385 gramos. Y el estudiado diseño, con los bordes redondeados y la combinación de materiales, hace que sea un artículo muy manejable y fácil de llevar.

Las distintas piezas de madera y de cuero vegetal son seleccionadas en pequeñas cantidades con el fin de dar los más altos niveles de calidad. Cada uno de estos materiales son totalmente originales, bien por su crecimiento y composición natural o bien por su acabado manual, y su envejecimiento depende del trato y el uso de cada propietario. Esto da como resultado un producto completamente personal y único. Además, las diferentes opciones de madera y la posibilidad de intercambiar las solapas hace que los bolsos DLC sean totalmente personalizables.

composicionsolapabolso